Cómo eliminar papada, cara gorda y reafirmar

El tiempo avanza increíblemente rápido y son nuestro rostro y cuello los que usualmente reflejan nuestra verdadera edad, los primeros signos de envejecimiento siempre se dejan ver a través de arrugas y piel flácida.

La elasticidad de la piel y los contornos del rostro dependen de que tan bien tonificados estén nuestros músculos faciales, los cuales necesitan ejercitarse tanto como el resto de nuestro cuerpo.

Por eso y para ayudar a mantener la piel del rostro y cuello firme por más tiempo, eliminar la fea y molesta papada y adelgazar nuestro rostro, es que es imprescindible seguir una rutina (ojalá diaria) de gimnasia facial, para trabajar los músculos de la cara y preservar la elasticidad y la tensión de la piel, previniendo la flacidez y la aparición de arrugas.

¿Qué es la gimnasia o yoga facial?

La gimnasia o yoga facial como su nombre lo indica, es la realización de una serie de ejercicios que movilizan los músculos faciales para ayudar a mantener la piel firme.

Es una maravillosa alternativa al botox y las cirugías.

Se basa en la idea de que la estimulación de los músculos faciales ayuda a la composición y a la tensión de las fibras de la piel que los cubre.

Los movimientos repetitivos no forzados estimulan a los músculos para producir una mayor concentración de colágeno y elastina.

Esta sobreproducción de elementos de la matriz extracelular de la piel afecta directamente a la prevención del envejecimiento prematuro.

La piel se vuelve más firme porque los músculos de los niveles más profundos también se fortalecen.

Esta serie de ejercicios puede ayudar a reducir los signos de envejecimiento prematuro como las líneas de expresión, las arrugas debajo de los ojos y las mejillas caídas.

Como eliminar papada, cara gorda y reafirmar

 

Beneficios de la gimnasia facial

Trabajar los músculos de la cara y el cuello tiene efectos positivos y beneficiosos similares a los que se obtienen con el ejercicio cardiovascular como correr, montar en bicicleta o nadar.

Mover de forma repetitiva los músculos relaja la expresión, reduce la tensión que se forma al forzar ciertos gestos y activa el flujo sanguíneo. Este último factor asegura que la piel reciba una mayor concentración de nutrientes y por lo tanto pueda regenerarse más fácilmente.

Los ejercicios faciales también permiten relajar las zonas de alta tensión muscular como la frente, el entrecejo, el contorno de los ojos, la boca, el labio superior y la zona del cuello.

También ayuda notoriamente a adelgazar la cara gorda y a reducir la fea y molesta papada.

Además, la gimnasia facial también tiene otros importantes beneficios:

  • La piel recibe más nutrientes y aumenta la regeneración celular.
  • Previene contra el envejecimiento activando el metabolismo de la piel.
  • Tonifica los músculos y oxida la piel, impulsando la eliminación de sustancias tóxicas.
  • Reduce la tensión muscular en la frente, alrededor de los ojos, las mandíbulas y el cuello.
  • Fomenta la rehabilitación en procesos de parálisis neuromuscular facial.

Como eliminar papada, cara gorda y reafirmar

¿Con qué frecuencia debemos hacer los ejercicios de gimnasia o yoga facial?

Los ejercicios faciales necesitan unos 10-15 minutos diarios unas 5 veces a la semana y se pueden hacer como un complemento rápido de tu rutina de entrenamiento regular.

Como con todo en la vida, cuanto más constante seas, mejores resultados verás.

Algunos de los ejercicios más sencillos se pueden hacer en cualquier momento y en cualquier lugar.

Cuanto más a menudo se ejercite el rostro, más se iluminará.

Ejemplo de rutina de gimnasia facial

Para comenzar te recomendamos:

  1. Ponte de pie o siéntate con la espalda recta.
  2. Necesitas calentar tus músculos faciales, puedes cantar las vocales O – A – E – I hasta que sientas que todo tu rostro esta tibio.

Se recomeindan 3 series de al menos 30 segundos con cada ejercicio propuesto:

  1. Para empezar, aprieta los músculos de la cara mientras presionas suavemente sobre ella. Comienza con las mejillas y ve bajando hasta el mentón y los labios, luego sube hacia las sienes y los ojos, y termina en la frente.
  2. Mandíbula: presiona la mandíbula con los puños. Finge que intentas abrir la boca. Luego relájate.
  3. Mejillas: relaja la mandíbula. Aspira el aire como si estuvieras a punto de expulsarlo y vuelve a la posición inicial.
  4. Labios: frunce los labios y luego ábrelos bien como si estuvieras dando una sonrisa falsa.
  5. Ojos: cierra los ojos, levanta las cejas y abre los ojos.
  6. Frente: presiona tus dedos contra la línea del cabello, frota hacia arriba y hacia abajo y trata de relajar tus músculos.
  7. Finalmente, date un suave masaje con un producto hidratante para recuperar tu piel después del ejercicio. Pronto empezarás a ver los resultados.

Si prefieres realizar tu rutina de ejercicios faciales diarios con apoyo visual, te recomendamos partir con los siguientes videos disponibles en Youtube.

Te gustó este artículo?

Compartir en Facebook
Compartir en Pinterest
Compartir en Twitter
Compartir en WhatsApp

Cuéntanos qué opinas...

Carrito de compra
Ir arriba

Necesitas ayuda?